Comerás perdices

Para el que quiera mejorar todos los aspectos de su vida

Para qué vale este blog

¡Bienvenido!

Si deseas una vida mejor, este es, sin duda, el mejor momento.

Me gustaría que pudieras aprovecharte de mis errores y ahórrate un montón de tiempo en aprender cosas que ya he aprendido a base de darme cabezazos contra la pared, meter la pata y volver a sacarla (o no) en este camino hacia una vida mejor que TODOS NOS MERECEMOS.

¿Te suena? Despertador, ducha, desayuno, coche, trabajo, reloj, más trabajo, más reloj, coche, compra, casa, cena… derrumbamiento en el sofá, más la variante paternal que incluye la inclusión de niños en un esquema en el que ya apenas quedaban ratos libres para nada.

¿Para qué? Para fabricarnos mucho estrés, no demasiado dinero y cerrar el corazón a esas cuestiones que, en muchos casos, solo sacamos a la luz cuando nos sacude algún suceso grave, normalmente relacionado con la salud o la falta de ella.

¿Para qué corro y corro? ¿Cuándo viviré mi vida? Cuando me jubile…

¡Despierta!

  • Ahora, solo una de cada tres personas sobreviven la edad de jubilación
  • La edad dorada se pospondrá más y más
  • Cuando llegue, lo más probable es que no tengas suficiente dinero, suficiente salud o ninguna de las anteriores

Busca tus sueños en el cajón donde los escondiste.

Tengo muchas aficiones y como co-propietaria, junto con Word Press, de esta página, me voy a dar el gusto de incluir más temas que el del desarrollo personal.

¡Feliz viaje! Y, por tu bien, ¡mueve el culo! (con perdón). Corazón-LOGO cuadrado negro pñ

Anuncios

17 comentarios el “Para qué vale este blog

  1. Corazón con corazón,. Liberados de creencias para darnos besos y vivir l vida!
    FELICIDADES POR TU BLOG!!!

  2. Rochario
    02/05/2013

    Enhorabuena, querida Ana, sin duda nos va a servir de mucha ayuda.
    Un besote
    Rochario

  3. Begoña
    08/05/2013

    Enhorabuena.Tienes razon todos merecemos una vida mejor y tenemos que luchar por conseguir nuestros sueños igual que hiciste tu. Un beso Begoña

  4. sonia
    22/05/2013

    Pues aquí me tienes…. Desde ahora me tendras informada de como “Comer perdices”

    Un besazo y enhorabuena

  5. Andrés López
    23/05/2013

    Hola Ana, el ciber(d)espacio me trae noticias de tu flamante Blog, para inaugurarlo, te dejo este discurso de MSK que podría ayudar a contestar a tus preguntas vitales sobre las prisas…

    No dejes de alimentarlo (al Blog, digo).

    Un abrazo,
    ALL

    Class of 2013: The Power of the Pause | LinkedIn http://www.linkedin.com/today/post/article/20130521101705-229811292-class-of-2013-the-power-of-the-pause

    • comerasperdices
      27/05/2013

      ¡Gracias, Andrés! Tomo nota del enlace y sigo con la tarea de la alimentación constante a este mi nuevo bebé.
      Un abrazo, ALL

  6. Asun Reguera
    27/05/2013

    Ana querida: bienvenido sea tu blog; a diferencia de los blogs al uso, el tuyo hace pensar en aires nuevos, actitudes nuevas ante cómo vivir y cómo plantearse las cosas. ¡Bien por quitar hierro a lo antes abordado de manera dramática! Pon la bandera del optimismo en la torre más alta del castillo. Ya tienes muchos seguidores dispuestos a ponerse bajo el árbol que has creado. Enhorabuena, albricias que dirían los cervantinos! Sencillamente: suerte en todo. Pancracio Celdrán.

  7. María A. Bouzo
    29/05/2013

    Encantada de seguir tu blog. Conociéndote estoy segurísima que va a ser muy interesante!

  8. sonia
    29/05/2013

    Enhorabuena…. Ya estas aquí!!! Así que a partir de ahora nos vemos….
    Un besote

  9. Neus
    29/05/2013

    Ole!! Todos tenemos una historia que compartir para nutrir al mundo. Enhorabuena por la decisión. Muak!

  10. Daniela
    04/06/2013

    Genial Ana, me encanta tu aire, mas que de reflexión, de sacudida.
    Tienes mucha razón, a mover el culo se ha dicho si queremos que algo cambie!
    “Desdramaticemos” y riámonos mas de la vida.
    Me encantará seguirte… éxitos!

  11. Pancracio Celdran
    15/07/2013

    ¡Qué interesante! La perdiz se ha convertido en la antonomasia de la felicidad. ¿De qué perdiz hablamos…, acaso de la del cuento con final feliz? No puede ser la perdiz mareada que acaba por aceptar cualquier cosa. La clave está en el verbo ‘comer’. En la Antigüedad ese pájaro o ave formaba siempre parte de las celebraciones festivas. Pero todos los días perdiz, cansa…, asegura el dicho referido a Enrique IV de Francia, que tras confesarse una y otra vez y dar muestras de reincidir en el mismo pecado (la criatura era un adúltero) el confesor le recriminó el pecado y el soberano le invitó a comer a palacio día tras día. Cansado el eclesiástico de comer todos los días el mismo plato de perdiz estofada se lo hizo saber al monarca, que le contestó: ‘Ya veis, reverendo, que todos los días perdiz, cansa; como tambien cada noche lo mismo…, la reina, la reina, la reina… Bueno, también lo bueno puede ser cansino. Espero que la perdiz metafórica de nuestra Ana tenga también otras ramificaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Contacta conmigo:

comerasperdices@ gmail.com

Facebook:

https://www.facebook. com/pages/ ComerasPerdices/ 110499425819985

Twitter:

@ComerasPerdices